Publicidad

Publicidad

Qué ver en Baltimore

Qué ver en Baltimore

Qué ver en Baltimore | Fuente: Stock.XCHNG

Qué ver en Baltimore

Baltimore tiene muchísimos lugares interesantes que conocer, pero si hay que hacer una selección, te recomendamos que no te pierdas:

Inner Harbor

Con el nombre de Inner Harbor se conoce al puerto más importante de Baltimore, que es uno de sus rincones con más encanto. Desde sus inicios como enclave comercial, la zona se ha ido transformando hasta convertirse, en la actualidad, en el corazón mismo de la ciudad, concentrando gran parte de la actividad financiera y lúdica de Baltimore.

Es muy habitual ver tanto a los baltimorianos como a los que están de paso dando paseos por sus muelles, comiendo en los típicos restaurantes de marisco de la zona o disfrutando de algunas de las atracciones turísticas que han hecho famosa a esta ciudad:

- Fuerte McHenry

La atracción histórica por excelencia en Baltimore. Situado en Locust Point, al otro lado de Inner Harbor, el Fuerte McHenry se ganó un lugar muy importante en la historia de la ciudad cuando sirvió para defenderla del bombardeo de la marina británica durante la Guerra de 1812, momento que inspiró al poeta Francis Scott Key para escribir el que en la actualidad es el himno nacional de Estados Unidos, el The Star-Spangled Banner.

Otros lugares destacados en Inner Harbor son el Acuarium Nacional, el Maryland Science Center y el American Visionary Art Museum. Amarrados al muelle también te encontrarás con algunas de las joyas de la historia de la marina estadounidense, como la fragata Constellation (1797-1853), que fue el último velero de guerra que construiría la marina estadounidense; el submarino USS Torsk, o el buque faro 116 Chesapeake.

Fells Point

Fells Point es uno de los muchos barrios en los que se divide Baltimore, pero no es uno más. Su apariencia de pueblecito -un pueblecito de lo más pintoresco, la verdad- lo convierten en una parada obligatoria para cualquier persona que esté en la ciudad. Situado al otro lado de Inner Harbor, para llegar a él sólo tienes que tomar alguno de los water taxi, así que no hay excusa posible para perdérselo.

Su arquitectura colonial hace que los que lo visitan tengan la sensación de haber vuelto a pleno siglo XVIII, época de la que datan muchas de las casas del barrio, conocidas como row houses (estrechas casas de ladrillo rojo, alineadas una detrás de otra), que en su día eran alguna de las tres "B" (bar, burdel o barracón). Además, otra cosa imprescindible es darse un paseo entre sus callejuelas empedradas, donde te concontrarás con mil bares, pero también con un montón de tiendecillas de lo más curioso en torno a la avenida Broadway y un sinfín de buenos restaurantes, estandartes de la gastronomía de Cheseapeake, donde es muy probable que puedas disfrutar de música en vivo.

En Baltimore hay, además, otras muchas cosas que no debes perderte, aunque para eso te tocará moverte un poco más por la ciudad. Entre ellos: Westminster Hall y su cementerio, el Burying Ground, donde descansan los restos del escritor y poeta Edgar Allan Poe, que vivió esporádicamente en Baltimore y murió aquí en 1849 por causas misteriosas; el Zoológico de Maryland, en el parque Druid Hill; el Walters Art Museum, en Mount Vernon; el Museo de Arte de Baltimore, muy cerquita del campus principal de la Johns Hopkins University, etc.

Estos son sólo algunos de los lugares más característicos de Baltimore, pero hay muchos otros, que puedes descubrir en la web oficial Visit Baltimore.